Gustavo Cuadrado ,La sombra del Alcalde Ballesteros

La sombra del alcalde Ballesteros, Gustavo Cuadrado.

Gustavo Cuadrado es el jefe de gabinete de Alcaldia desde 2007. Dirige la planificación política y de comunicación y coordina la agenda del edil. Cada día recibe unas 60 llamadas, 250 whatsapp y 350 correos electrónicos.

Tarragona

 

Gustavo Cuadrado, este miércoles, durante la rueda de prensa en la que el alcalde participó en la Diputació. Foto: Pere Ferré

 Publicado: 12:38 – 01/05/2014

Para los amantes de la serie americana El Ala Oeste de la Casa Blanca, Gustavo Cuadrado sería en el Ayuntamiento de Tarragona una mezcla entre Leo McGarry y Toby Ziegler o, lo que es lo mismo, el jefe de gabinete del político y el director de comunicaciones de la administración ahora dirigida por el edil socialista. Y es que desde que Josep Fèlix Ballesteros (PSC) accedió a la alcaldía de Tarragona en 2007, Cuadrado ha ostentado la responsabilidad de ser la mano derecha del alcalde, así como de coordinar la estrategia política del equipo de gobierno y ser el  escudo del alcalde de cara al exterior.

El arquitecto de su estrategia política y comunicativa ,siempre a la sombra del alcalde, este economista es, junto al primer teniente de alcalde –Pau Pérez–, la persona de máxima confianza para Josep Fèlix Ballesteros. Prueba de ello es que es Cuadrado quien coordina la agenda pública del alcalde, es el responsable de cerrar las entrevistas y reuniones, de definir las campañas de comunicación que se realizarán y de coordinar los actos a los que acude el máximo representante municipal.

Cinco horas de batería

«Cada día recibimos más de cincuenta peticiones para entrevistarse o reunirse con el alcalde o para que acuda a algún acto», explica Cuadrado, quien destaca que una de sus funciones es, precisamente, es decidir los actos a los que acudirá Ballesteros.

«Siempre contestamos a todas las peticiones y, en la medida de lo posible, intentamos que todo el mundo sea recibido, ya sea por parte del alcalde o por otro concejal», añade, a la vez que asegura que la batería del teléfono le dura unas cinco horas, ya que recibe unas sesenta llamadas diarias, unos 250 whatsapp y unos 350 correos electrónicos. «No siempre puedo contestar ni hablar, pero sí que respondo y atiendo personalmente todo lo que puedo», remarca.

Aparte del día a día, otra de las prioridades del jefe de gabinete es que «exista una coherencia en el relato y la estrategia del equipo de gobierno», un hecho que es complicado que se cumpla, ya que ésta es la función opuesta de la prensa, que huye de los discursos oficialistas.

«El alcalde siempre quiere responder a todas las preguntas de los periodistas. Dice que no hacerlo es de mala educación y, lógicamente, a veces esto nos ha creado algún problema», reconoce Cuadrado, quien afirma haberse solidarizado con la frase del exPresident Jordi Pujol, del Avui no toca.

«La verdad es que es muy fácil trabajar con él, ya que le gusta prepararse los discursos. Sólo le facilitamos algunos datos básicos», reconoce Cuadrado del alcalde, e indica que «lo primero que hacemos cada día es despachar los actos de la jornada y preparar las ruedas de prensa». Esta reunión se lleva a cabo entre las 8.30 y las 9 de la mañana, «dependiendo de si el día anterior ha habido algún acto nocturno».

Cuadrado es, además, la vía que tienen los profesionales de la información para poder contactar con Ballesteros. Desde 2011 lleva la política comunicativa del Ayuntamiento y, por ello, remarca estar muy pendiente de todo lo que se publica, un hecho que complica «poder desconectar», siendo la familia la mayor perjudicada. «Cuando estoy en casa reviso los diarios digitales y no me voy a dormir hasta que los medios escritos no han publicado sus portadas» relata, a la vez que recuerda que «esto me ha provocado alguna noche de insomnio», bromea.

Cuadrado no cree necesario ser amigo de Ballesteros para ejercer como jefe de gabinete, si bien sí que se considera como tal. «No hablamos de temas muy personales, pero sí que hay muchísimo confianza», argumenta.
‘Discreción y fidelidad’
De Cuadrado, el alcalde destaca su «discreción y fidelidad», a la vez que remarca que «se trata de una persona muy preparada que ha tenido experiencia en el ámbito privado», un hecho que considera «muy importante», ya que «pisar la vida real es un valor fundamental».

Ballesteros  remarca que, pese a la diferencia de edad (54 y 37 años), tienen una gran sintonía personal y profesional.

meetingboard